Las prostitutas y el machismo prostitutas despedida de soltero

las prostitutas y el machismo prostitutas despedida de soltero

Los seres humanos son seres humanos. La prostitución es la esclavitud del siglo XXI. Todo tiene un hilo conductor. La pornografía se lleva de forma organizada, como ocurre con la prostitución. Suelen estar bajo el control de chulos o proxenetas. Se meten en la prostitución por razones económicas o de forma obligada. Son unos ingresos muy importantes, de unos 1. Por curiosidad, llamé a 20 anuncios al azar y de todos ellos, 19 eran de mujeres que pertenecían a redes de prostitución.

Ellas se meten en este mundo muchas veces por la fuerza. Ese desprecio hacia las prostitutas habría que desviarlo hacia los clientes y los proxenetas. Ellos son los que hacen uso de la gente que se prostituye. En la actualidad es rara la despedida de soltero que no acabe en un club de carretera. Pero ocurre todo lo contrario. Mi opinión personal es que liberalizar la prostitución no significa que haya menos abusos. Sin prejuicios, he llegado a la misma conclusión. Es una actividad remunerada, pero no un trabajo.

Hay que mirar a estas mujeres de otra forma. Lo que yo quiero es despertar la inquietud social. Hace unos años se estudió la legislación y se dejaron las cosas tal y como estaban con respecto a la prostitución.

Es un asunto cultural o ético, o las dos cosas. Inmigración femenina en España hoy'. Si esta gente parase de repente, habría un colapso tremendo en la economía nacional. Pero no creo que la mayoría de los españoles sienta un rechazo tan grande por los inmigrantes. El concepto de consentimiento es algo muy tramposo. Hay que analizarlo desde un marco patriarcal, que es el mundo en que vivimos. Hablas de muchos tipos de violencia dentro de la prostitución: Dices que el Estado español es un estado proxeneta.

En vez de crear oportunidades y velar por los derechos humanos de todos los sujetos, creen que las mujeres somos utilizables y reutilizables las veces que podamos producir algo, se nos ve como riqueza. Necesitamos una ley para reparar y defender a las víctimas, y después incidir en la demanda. En este caso escucho la voz del discurso proxeneta. Son puteros y son proxenetas.

Ahí es donde todos los hombres son hermanos y disfrutan de su masculinidad. En los prostíbulos es donde pueden sentirse hombres de verdad. Sí, ellos exigen a través de ese acto tu afectividad y el estar presente en cuerpo y alma. Ese es el problema: Posiblemente lo que les podría decir ni se molestarían en escucharme porque han sido socializados de una forma que entienden que las mujeres somos objetos de diversión. Creo que tampoco, creo que les hacen ser puteros.

Eso es totalmente perverso porque no se nos dice lo que supone a largo plazo y qué secuelas puede dejar eso. Se frivoliza con las repercusiones que tiene sobre nuestra vida y nuestra salud, física y mental. Pero son unas relaciones completamente desequilibradas donde el poder lo tiene quien pone el dinero y quien paga. Después de cinco años ejerciendo, abandonas la prostitución. Primero fue la salida de la prostitución y, seis años después, o sea hace cuatro, fue cuando descubrí el feminismo y fue cuando realmente empecé a rehacer mi vida.

Rehacer tu vida no es casarse y tener hijos para vivir con la culpa. Para mí es convertirte en un sujeto político que reclama reparación para que esta injusticia deje de pasar. No podía quedarme callada y vivir mi felicidad sabiendo que cada día ingresan al mercado de la prostitución un montón de mujeres que van a pasar por lo que yo he pasado. Ignorancia que muchas veces pienso que es elegida. Ver que los hombres siguen yendo a putas. La sociedad no estaba preparada para recibirme y no recibí el apoyo ni mucho menos la atención que necesitaba.

Mi suerte fue encontrar un trabajo y resistir en ese trabajo, porque como durante muchos años me habían dicho que no valía para otra cosa, llevé una batalla psicológica muy dura conmigo misma.

A partir de ahí, tuve un entorno que supo respetar mis tiempos y que me brindaron la oportunidad de reencontrarme conmigo misma.

Nos movemos en un entorno muy hostil y violento en el cual nos venden la prostitución como una salvación y una decisión propia. Asumir la identidad de puta como algo con lo que has nacido y para lo que has nacido es un instrumento de supervivencia.

El concepto de consentimiento es algo muy tramposo. Hay que analizarlo desde un marco patriarcal, que es el mundo en que vivimos. Hablas de muchos tipos de violencia dentro de la prostitución: Dices que el Estado español es un estado proxeneta. En vez de crear oportunidades y velar por los derechos humanos de todos los sujetos, creen que las mujeres somos utilizables y reutilizables las veces que podamos producir algo, se nos ve como riqueza.

Necesitamos una ley para reparar y defender a las víctimas, y después incidir en la demanda. En este caso escucho la voz del discurso proxeneta. Son puteros y son proxenetas. Ahí es donde todos los hombres son hermanos y disfrutan de su masculinidad.

En los prostíbulos es donde pueden sentirse hombres de verdad. Sí, ellos exigen a través de ese acto tu afectividad y el estar presente en cuerpo y alma. Ese es el problema: Posiblemente lo que les podría decir ni se molestarían en escucharme porque han sido socializados de una forma que entienden que las mujeres somos objetos de diversión. Creo que tampoco, creo que les hacen ser puteros. Eso es totalmente perverso porque no se nos dice lo que supone a largo plazo y qué secuelas puede dejar eso.

Se frivoliza con las repercusiones que tiene sobre nuestra vida y nuestra salud, física y mental. Pero son unas relaciones completamente desequilibradas donde el poder lo tiene quien pone el dinero y quien paga. Después de cinco años ejerciendo, abandonas la prostitución. Primero fue la salida de la prostitución y, seis años después, o sea hace cuatro, fue cuando descubrí el feminismo y fue cuando realmente empecé a rehacer mi vida.

Rehacer tu vida no es casarse y tener hijos para vivir con la culpa. Para mí es convertirte en un sujeto político que reclama reparación para que esta injusticia deje de pasar. No podía quedarme callada y vivir mi felicidad sabiendo que cada día ingresan al mercado de la prostitución un montón de mujeres que van a pasar por lo que yo he pasado.

Ignorancia que muchas veces pienso que es elegida. Ver que los hombres siguen yendo a putas. La sociedad no estaba preparada para recibirme y no recibí el apoyo ni mucho menos la atención que necesitaba. Si debes pagar a una mujer para someterla y tener la sensación de poder y que te diga lo bueno que eres en la cama, eres un putero explotador y machista, valga la redundancia. Si crees que tienes el derecho de tener relaciones sexuales y por eso pagas por ellas, eres un putero explotador, machista y malnacido.

En resumen, eres un ser lamentable que no ha tenido un desarrollo sexual sano y, lo peor, es que busca cualquier excusa para justificar su desviación. Lo que no eres, y espero que te quede claro, es un hombre. Y ahora, si quieres, te espero en el juzgado de guardia y me interpones la correspondiente denuncia, que las risas de la persona encargada de tramitarla no me las pierdo.

Publicar un comentario Debido a la insistencia de determinados machistas aburridos, nos hemos visto en la obligación de administrar la moderación de entradas. Lamentamos las molestias para el resto de participantes. Gracias por vuestra comprensión. Algunas propuestas de cambio. Publicado por Especialista en Igualdad. Formación feminista el mayo 02, Igualdad y Justicia Justicia Justicia patriarcal Violencia contra las mujeres. Formación feminista el diciembre 04, Puteros España es un país de puteros.

No lo digo yo, lo dicen todas las estadísticas año tras año. O libros de investigación extraordinarios como "El putero español". España ocupa el primer lugar en Europa en cuanto a consumo de prostitución. Aunque haya posturas que nieguen la veracidad de las cifras u otras que afirmen que se quedan cortas.

Solo hay que tener los ojos abiertos al ir por las carreteras españolas. O leer los anuncios por palabras de la prensa nacional, comarcal o local.

Mirar en las ofertas de internet: O que pide a una puta lo que no pediría a su mujer porque su mujer es "decente". Ir de " paseo, vacaciones, compras, parranda, cañas, vinos, tapeo, fiesta, concierto, putas No es de extrañar que el castellano tenga cientos de palabras para designar a una puta y algunas docenas para los puteros o que putero esté tan mal definido.

La puta es hipervisible, el putero invisible. Shhhh, no perjudiquemeos su sagrado derecho a hacer lo que quiera, cuando quiera, sin dar cuentas ni ser expuesto. Las puteras no existen. Porque, no nos engañemos, cuando hablamos de prostitución una y otra vez no hablamos solo de si hay o no un derecho a prostituirse, estamos hablando en realidad, del derecho paralelo y consecuente: Dejemos de hablar de putas, empecemos a poner el foco en los puteros.

Por ese motivo estoy tan harta de esconder las necesidades, o los simples deseos , de los puteros tras los derechos de las putas. No voy a hablar aquí de la legalización o no de la prostitución, puesto que en España la prostitución no es ilegal. No pretendo hablar por nadie. No voy a dar argumentos a favor o en contra de regular o abolir la prostitución. He trabajado con putas y ninguna llegó a la prostitución de forma voluntaria, lo que no quiere decir que no las haya. Lo que no creo que haya en la misma proporción es puteros forzados.

Camiones de hombres acarreados para ser obligados a "mantener relaciones sexuales con prostitutas".

Un saludo a las putas y a los puteros que ejercen su actividad dentro de la libertad y el respeto a la otra persona. El principal tema de conversación de las posibles parejas es quejarse sobre sus ex. El Teatro Calderón acoge 'El ocaso del imperio', u. Intenté ligar a través de varios populares sitios de citas, pero no tuve éxito. Pero también comprobamos que existe una menor percepción del riesgo entre ellos: También estaría bien hablar de esa realidad, en lugar de juzgar sólo a unos y victimizar a otros por sistema.

0 thoughts on “Las prostitutas y el machismo prostitutas despedida de soltero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *